Acusan de terrorismo a policía que renunció

Julio César Espinoza Gallegos, un suboficial de antimotines de Carazo, decidió no reintegrarse a los operativos contra los protestantes y por eso fue detenido en su casa, aseguran familiares y su abogado. El abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Julio Montenegro, defiende al ex policía antidisturbios, a quien la Fiscalía le atribuye seis delitos, entre los que sobresalen terrorismo, incendio y crimen organizado.

“Hay un dictamen médico en el que se indica que él (Julio César Espinoza) tiene una fractura en la cabeza, y también el acta donde él entregó su chip y su uniforme policial;  pero después paramilitares allanaron su casa llevando una bolsa plástica color negro con pertrechos policiales que regaron en la casa para hacerlo como que él los tenía”, explicó el abogado defensor.

Ahora, junto a Julio César Espinoza, también enfrentan juicio Wilmer Baltodano Salinas, Raymundo Gutiérrez López y Alejandro Bermúdez Aguirre, quienes, según la Fiscalía, levantaron un tranque en el lugar conocido como Las Esquinas.

En el juicio que inició este lunes y continuará el próximo 15 de noviembre, la Fiscalía propuso llevar como prueba a  cuatro testigos, entre los que destaca el llamado “Código Uno”  o policía encubierto. 

Por los hechos en que la Fiscalía involucra al expolicía, todavía no han sido capturados Cristhian Méndez Salamanca y Luis Guevara Alemán.

Piden que los liberen

Familiares del ex oficial de policía Julio César Espinoza Gallego y de otros tres detenidos originarios de Carazo, realizaron este lunes un plantón frente a los juzgados de Managua, exigiendo a las autoridades la liberación de los detenidos.

Liseth del Carmen Espinoza Gallego dijo que su hermano, el suboficial Espinoza Gallego, trabajó por 5 años en la DOEP y lo procesan por negarse a reprimir a manifestantes antigubernamentales.

“Mi hermano en una actividad resultó lesionado, al siguiente día lo mandaron a llamar, pero como no fue, dicen que traicionó a la patria. El 6 de agosto le dieron de baja y el 10 de ese mismo mes lo secuestraron unos policías junto a paramilitares. A él (el expolicía) le dijeron que identificara a unas personas que andaban en los tranques, pero como se negó, dijeron que traicionó a la patria”, explicó la hermana del detenido. 

Junto al exoficial están siendo procesados Wilmer Baltodano Salinas, de 35 años, Raymundo Gutiérrez López, de 31, y Alejandro Aguirre, de 29, a quienes les imputan los mismos delitos, a excepción del delito de uso indebido de emblemas y uniformes de la Policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *