Papa Francisco exhorta al diálogo en Nicaragua

El papa Francisco exhortó este lunes a que Nicaragua encuentre en el diálogo la solución a la crisis sociopolítica, desatada tras la brutal represión del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo en contra de las protestas cívicas, acumulando un saldo de 325 muertos confirmados, miles de heridos, decenas de desparecidos, cientos de presos políticos y decenas de miles de exiliados.

Desde un discurso sobre las distintas crisis en el mundo, ante el cuerpo diplomático acreditado en El Vaticano, el Para recordó a Nicaragua y Venezuela, y les deseó que puedan resolver sus problemas por el diálogo y vías pacíficas.

“Pienso particularmente en la amada Nicaragua, cuya situación sigo de cerca, con el deseo de que las distintas instancias políticas y sociales encuentren en el diálogo el camino principal para empeñarse por el bien de toda la nación”, afirmó Francisco, en su discurso.

El Diálogo Nacional en Nicaragua, aceptado por Ortega para responder a la crisis desatada por su masacre, fue suspendido desde mediados de año, ante la falta de voluntad del Gobierno y sus ataques reiterados, que incluso incluyeron agresiones físicas, hostigamiento y amenazas de muerte a los sacerdotes y obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, electa como mediadora del proceso en el que participaban representantes del Gobierno de Ortega y Murillo y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Sesión del Diálogo Nacional del 18 de mayo. Carlos Herrera | CONFIDENCIAL.

Esta es la segunda vez, en menos de un mes, que el Papa se refiere a la crisis nicaragüense. Durante su mensaje de Navidad, el Francisco también pidió “delante del Niño Jesús, los habitantes de la querida Nicaragua se redescubran hermanos, para que no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación y por construir juntos el futuro del país”.

El Papa subrayó que “la Santa Sede no busca interferir en la vida de los Estados” y dijo que su pretensión es “ponerse al servicio del bien de todo ser humano” y “trabajar por favorecer la edificación de sociedades pacíficas y reconciliadas”.

También deseó “para la amada Venezuela, que se encuentren vías institucionales y pacíficas para solucionar la persistente crisis política, social y económica”.

“Vías que consientan asistir, sobre todo, a los que son probados por las tensiones de estos años y ofrecer a todo el pueblo venezolano un horizonte de esperanza y de paz”, agregó.

Sobre la situación venezolana, agradeció a “Colombia, que, junto a otros países del continente, en los últimos meses ha recibido a un gran número de personas de Venezuela”.

“No puedo dejar de agradecer los esfuerzos de muchos gobiernos e instituciones que, impulsados por un espíritu generoso de solidaridad y caridad cristiana, colaboran fraternalmente en favor de los migrantes”, señaló.

El pontífice recordó la intervención de Pablo VI en Naciones Unidas y sus palabras de “¡Nunca jamás guerra! ¡Es la paz,la paz, la que debe guiar el destino de los pueblos y de toda la humanidad!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba