Mar. Feb 25th, 2020

Radio Notimat 99.3FM

La de los Matagalpinos

La tradicional peregrinación de miles de devotos del señor de Esquipulas al Sauce, hace 297 años

Desde hace 297 años, llegó el Cristo negro o Señor de Esquipulas al municipio del Sauce, en León, una tradición que se ha extendido a nivel nacional y que por ende son cientos de personas las que peregrinan para agradecer al Señor de los Milagros por favores recibidos o para encomendarle alguna suplica en especial.

A pie, bajo sol, pero con una gran fe, los devotos del Señor de Esquipulas salieron el 16 de enero, desde las montañas de Pantasma, Ayapal, Bocay, el Cuá y demás municipios del departamento de Jinotega, para llegar en horas de la madrugada del 19 de enero de este año y participar de la fiesta solemne del señor de los milagros.

La promesa de caminar 3 días a pie, desde estos municipios comenzó en 1990, muchos de estos peregrinos lo hicieron como una forma de agradecimiento porque regresaron vivos de la guerra que habían enfrentado los nicaragüenses en años anteriores.

Recorrido de Peregrinos al Santuario del Señor de Esquipulas al Sauce

A esta festividad también se suman cientos de feligreses del departamento de Matagalpa, quienes dan las gracias al señor de Esquipulas por los favores recibidos.

A pesar del cansado caminar y el clima caluroso, en el recorrido los devotos cantan, rezan y alzan la bandera de la iglesia católica, hasta llegar al templo donde la imagen es recibida con gozo y alegría.

Para los pobladores de esta localidad la llegada del Cristo negro ha sido de gran bendición, porque las calles son adornadas con productos que representan lo productivo de la zona. En las calles abundan las milpas e incluso flores elaboradas a base de aserrín.

Procesión por las calles del Sauce

El 18 de octubre de 1723 llego la imagen al sauce, esta venia de Guatemala, como parte de una peregrinación que realizaba por Centroamérica.

Esta actividad que congrega a católicos de todo el país es organizada por sacerdotes de la Diócesis de León y por curas de otras parroquias de Nicaragua.

La solemnidad del Señor de los Milagros o Señor de Esquipulas es celebrada el tercer domingo de enero de cada año, donde además del largo caminar de los peregrinos, se realiza la Santa misa y se imparte la bendición a los participantes para que regresen con bien a sus hogares y tengan un año próspero y bendecido.

Mayela Rosales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *